Aunque no existe una única, consensuada y compartida caracterización de la arquitectura de la información y todavía queda largo recorrido para que haya acumulación de conocimiento para definir y articular esta ciencia, podemos entender esta tarea como el arte y la ciencia de organizar la información dentro de un sitio Web con el objeto de facilitar al máximo al usuario la navegación y la comprensión del sitio.

Las funciones del A.I son:

1.- Identificar la misión del sitio Web: Objetivos, propósitos y fines.

2.- Identificar el público objetivo y sus expectativas.

3.- Determinar los contenidos de la página, las funcionalidades y la interacción.

4.- Facilitar el acceso mediante;

– Sistemas de organización.

– Sistemas de etiquetado.

– Sistemas de navegación.

– Sistemas de búsqueda.